Single post

Inteligencia artificial y los negocios… ¡miedito me da!

Algunas veces estás leyendo noticias y unas y otras se mezclan en tu cabeza y te dan una curiosa reflexión.

Hace unos días leí en WSJ me mandaron el enlace, mis negocios no llegan tan lejos  que UPS, después de largos años de desarrollo, tenía un algoritmo que optimizaba las rutas y controlaba como y donde tenía que repartir cada persona.

Este algoritmo, que funcionaba de manera ilógica para las personas, conseguía la optimización perfecta para las rutas. Mirando los costes globales el algoritmo era mejor que las personas. Mirando las rutas una a una las personas no veían el sentido. Vamos, la máquina hacía a los repartidores más eficientes contra su propio criterio y voluntad. (Esto en tecnología pyme es la leche).

Primera reflexión: Las máquinas, con las órdenes correctas, hacen mejor que el humano las propias tareas del humano. Debemos hacerle caso a las máquinas aunque no le veamos la lógica al asunto.

Dejemos de lado esta noticia y leamos otra:

Bill Gates (Microsoft) Elon Musk (Tesla, Paypal, SpaceX…) y Stephen Hawking (sin empresa) advertían sobre el peligro flagrante de la inteligencia artificial y su evolución [enlace noticia]. Todas estas mentes privilegiadas tienen miedo de que, al final, las máquinas nos pasen por encima en unos años.

Su preocupación es tan real y palpable que han donado unos 10 millones de US$ (así, a palo seco) para apoyar una especie de “fundación” que evite que se nos vaya de las manos… [“Future of life”]

Segunda reflexión: Ser Millonario te convierte en estúpido
Segunda reflexión: Gente MUY, MUY, MUY preparada e inteligente piensa que la inteligencia artificial se nos puede ir de las manos.

Y la tercera noticia no viene de un periódico si no de dentro de AracnoSoft: Hoy al llegar a la oficina me comunicaron un error en un programa que hicimos hace tiempo.

Para simplificarlo al máximo el programa contaba naranjas de dos cestos. Si había una en cada cesto decía dos, si había tres y una decía cuatro… pero tras años contando un día pusieron una pera. El programa vio la pera y como no tenía instrucciones sobre qué hacer pues.. explotó. ¡¡No sabía lo que era una pera!! 

Tercera reflexión: Las máquinas, aunque con una innegable lógica, sólo saben seguir órdenes. Si das la orden mal o incompleta la máquina hace cosas “extrañas” (y las órdenes, creedme, nunca son perfectas)

Y como resultado obtenemos tres resultados cada uno más hilarante y terrorífico:

1) Si la inteligencia artificial funciona nos veo a todos los gerentes y consultores en el paro. Que se lo pregunten a ese departamento de UPS.

2) Si la inteligencia artificial falla nos vemos en el fondo del río. Tanto entrenamiento de hacerle caso a las máquinas aunque creamos que no tienen razón… que acabaremos haciéndoles caso cuando realmente no la tengan.

3) Si los gerentes seguimos vivos y los conductores también y la inteligencia artificial funciona… ¿seremos cada vez más tontos apoyándonos en ella?, ¿dejaremos de pensar porque lo hace mejor la máquina?… ¿¿el peligro es que la inteligencia artificial sea cada vez mejor o que nosotros seamos cada vez peores?

Ahí queda eso en vuestro tejado para pensarlo un poco. Todos estos señores tan listos tienen miedo a que la inteligencia artificial funcione, a que no funcione, o a en lo que nos convertiríamos si funcionase perfectamente?

Yo, por lo de ahora y en acto de rebelión contra Skynet y las máquinas, dejo de apoyarme en “sus inteligencias” y volveré a marcar los números de memoria en mi móvil 😉

Joaquin Velasco
febrero 22nd, 2015 at 8:35 pm

Me gusta lo de no usar la memoria de teléfonos. Tampoco estaría mal usar menos el GPS de los coches y otras tecnologías de las que abusamos, si queremos protegernos de esa inteligencia artificial.

febrero 22nd, 2015 at 9:47 pm

jejejeje, lo mejor sería desconectar también la cuenta de Google. Siempre me produce algo de terror cuando te dice “no quiso usted decir…” y cuando el teléfono te dice “sal hacia xxxx, que hay atasco en yyy para llegar a la hora” sólo con la anotación de la agenda. En el fondo estamos “alimentando a la bestia”…

Conste, yo la sigo alimentando sólo por la pura curiosidad de saber hasta donde puede llegar…

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes