Single post

Si tu empresa no es escalable… ¡cámbiala!

Hay palabras que entran en el vocabulario de uno, así por casualidad, y después no hay forma de sacarlas. Para mí, este año, la palabra que he asimilado e interiorizado es ESCALABILIDAD, y ahí están parte de mis deseos para todos vosotros en 2016 😉

 

Pero… ¿qué es eso de las empresas escalables?

Pues así coloquialmente hablando son negocios que pueden aumentar su crecimiento sin reinvertir, proporcionalmente, ni una mínima parte de la inversión actual requerida.

En idioma de persona normal, son empresas que si sus coste de producir y vender 100M € son 50M € (margen aprox. 50%) los de producir y vender 1.000M € no son 500M € si no 100M € (margen aprox. 90%). Empresas que, cuanto más crecen, más aumentan su margen, sin límite alguno.

 

Pero… ¿eso existe?

Existe y está delante de nosotros pero quizá nunca nos habíamos parado a reflexionarlo:

CocaCola: No tengo ni idea de lo que les costó hacer la fórmula al principio. Sin embargo apuesto algo a que si pasan de vender 50M de botellas a 100M de botellas su coste aumenta mínimamente. Más agua, más mezcla y más reparto, pero el producto ya está “inventando”. Su coste por unidad nueva vendida es mínimo y crecerá más cuanto más venda.

Microsoft: Un montón de desarrolladores haciendo Windows y Office. Si venden 100M de Windows sus programadores cobran lo mismo que si venden 500M de Windows. Esto es un negocio 100% escalable, cuesta arrancar pero, cuanto más vendes, más ganas.

Por el contrario, y como tiene connotación negativa, no voy a decir el nombre de ninguna empresa, pero pon aquí a cualquier empresa de servicios.

Servicios S.A.: 50 personas vendiendo sus horas de consultoría/peluquería/electricista/abogado…. Si mañana necesitan facturar el doble necesitarían… el doble de consultores/peluqueros/electricista/abogado con el doble de vehículos, de dietas y de instalaciones. Sus ventas aumentarían, su beneficio neto aumentaría pero su beneficio, porcentualmente hablando, sería muy parecido. Bienvenidos a la definición de empresa no escalable.

Y entonces… ¿a qué viene este post? ¿Qué podemos mejorar?

Pues viene porque, en estos últimos años, esta definición pura de escalabilidad se asignó a empresas de software casi exclusivamente.
Sin embargo cada vez se ven más empresas de otros sectores que, mediante el software, la automatización e internet se vuelven “muy” escalables.

Por ejemplo, una empresa de transporte. Es un claro negocio no-escalable. Si tengo un camión y trabaja 10 horas al día puedo ingresar X. Si quiero ingresar 2X necesito dos camiones, dos conductores y trabajar 20 horas al día (entre ambos). Escalabilidad cero patatero.

Pero claro, de repente llega Uber/Blablacar/quien-sea, una empresa “de internet” y proporciona viajes poniendo en contacto conductores que quieren hacer viajes con gente que necesita ser llevada o llevar algo. ¿Acaso no es Uber/Blablacar/quien-sea totalmente escalable? Si mañana en vez de contratarle 1M de viajes le contratan 2M de viajes… ¿suben los costes de estas empresas al doble? ¡Ni de broma!, ¡no suben ni un 10%!

O por ejemplo, un restaurante. Es otro negocio no escalable. Si soy un cocinero muy capaz y siempre lleno mis 50 mesas… ¿podría abrir 20 restaurantes más e ingresar el doble? Pues probablemente no sea capaz de encontrar 20 cocineros muy capaces… pues, tomemos nota, McDonalds metió sus recetas en un manual, estandarizó y automatizó procesos y, sea un buen producto o no, es capaz de gestionar miles de restaurantes y miles de “cocineros” manteniendo el estándar de calidad (e inventó el mcAuto para “aumentar las mesas”).

 

Como estos había miles de ejemplos más, pero si sigo nadie leerá este artículo así que… ¡a por vuestro máximo nivel de escalabilidad PYMEs!

Francisco
diciembre 2nd, 2015 at 10:39 am

LO siento NOSINMIPYME, esa palabrota (No sé si figura en la RAE) pero este menda, es la primera vez que la ve, no obstante su filosofía, es mas vieja, que el carro de bueyes. Hace 45 años al entrar en NABISCO, fue lo primero que me enseñaron .

diciembre 2nd, 2015 at 5:34 pm

Gracias por tu comentarios Francisco! ESCALABILIDAD es la palabra que intento interiorizar este año, pero toda la razón del mundo que no es nada novedoso ni mágico es, simplemente, un recordatorio de lo que CREO que deberíamos hacer 😉

Durmiendo en el KREMLIN
diciembre 2nd, 2015 at 5:21 pm

Pues tenemos un gallego de oro (Don Amancio) que parece haber aplicado sabiamente “algo” del concepto ESCALABILIDAD. No creo que sea necesario mencionar el nombre de su conglomerado textil. Todo un ejemplo a seguir. Y no vende software ni hardware.

diciembre 2nd, 2015 at 9:36 pm

Gran ejemplo Durmiendo en el Kremlin!
Es el claro ejemplo de que ESCALABILIDAD no es una palabra nueva ni exclusiva de un sector, simplemente hay que estar atentos.

Según como la apliques puedes tener una tienda de ropa exitosa (que las hay a miles) o una cadena de éxito a nivel internacional.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes