Single post

Deuda técnica VS deuda financiera

Existen multitud de puntos en el negocio que me inspiran respeto al mirar al futuro. La deuda técnica es uno de ellos e incluso supera, en mi opinión, a la deuda financiera. Pero… ¿qué es la deuda técnica y por qué es equiparable a la financiera?

¿Qué es la deuda técnica?

La deuda técnica, informáticamente hablando, consiste en hacer un código de un programa de mala o muy mala calidad. Con esto puedes obtener un software que te permite hacer la entrega al cliente en plazo y obtener el dinero de la entrega.

Sin embargo, como todas las deudas hay que pagarlas,  este software mal diseñado acabará por requerir 10 veces más tiempo en postproducción, que si lo hubiésemos hecho bien desde el principio. A corto plazo obtenemos el dinero de la entrega (beneficio), pero lastramos a la empresa con una deuda “de soporte” costosa y bastante complicada de asumir (pérdidas futuras).

El ejemplo que tenía planeado para este artículo no era bueno y por eso no lo había publicado aun. Sin embargo, los amigos de Volkswagen me han dado el ejemplo perfecto fuera del mundo TIC:

La deuda técnica consiste en, para ahorrarnos tiempo o dinero en el desarrollo de un producto (en este caso un coche), hacer una producto mediocre que funcione y dejar una deuda a futuro, consistente en solucionar ese problema técnico conocido (en este caso 11 millones de vehículos defectuosos).

O lo que es lo mismo, esconder defectos o carencias técnicas (conocidas o desconocidas) en el producto aplazando su resolución para después de su puesta en fabricación/producción.

 

Con esto no nos imaginemos siempre grandes multinacionales, podemos seguir con el mundo del motor mirando concesionarios que venden coches con X años de garantía y que a los pocos años no pueden asumir todas horas en taller, PYMEs dedicadas al software que son incapaces de dar soporte a programas mal hechos y cuanto más venden, más pierden a futuro o empresas con componente de I+D+i que hacen promesas de futuras características pero aun por investigar.

Acabamos de descubrir que la deuda técnica está en todo tipo de empresas…

 

¿Por qué te da tanto miedo?

Seamos sinceros, todos medimos milimétricamente nuestra exposición a la deuda financiera. Todos tenemos planes de contención, de crecimiento, de extinción… pero ¿alguien cuantifica y mide esa deuda técnica? Pues, sinceramente, en las organizaciones que yo conozco, NO. Es más, algunas incluso desconocen el concepto.

Y el ejemplo de las grandes tampoco ayuda. No he visto a Volkswagen hacer acopio de beneficios para cubrir las pérdidas futuras, ni reservando algo de efectivo por coche vendido para hacer frente a las reparaciones de cuando vuelvan.

El miedo a la deuda técnica proviene de que la mayoría de las organizaciones no la tienen cuantificada.

 

¿Cómo podemos evitarla?

Pues, aunque suene sencillo y poco sofisticado… haciendo las cosas bien. Sé que muchas veces es complejo y la presión por las entregas y los beneficios a corto plazo nos pueden pero, creedme, pocas veces asumir una deuda técnica compensa. Y, si al final no nos queda más remedio que dejarla, debemos liquidarla cuanto antes. La deuda técnica “a largo plazo” es mucho más cruel y dura que arreglarla a corto plazo.

 

Así que ya sabéis PYMEs, si necesitamos dinero es mejor obtener deuda financiera. Se pide en el banco y se sabe cómo se paga desde el principio. Si decidimos obtener beneficios cortoplacistas con deuda técnica nunca sabremos a que interés la estamos pagando… pero es muy elevado.  ¡Hagamos las cosas bien!

 

 

 

 

Tendido del 8
diciembre 2nd, 2015 at 6:17 pm

Jorge, creo que eres muy buena persona y además tienes suerte, pues para publicar este post se te ha aparecido muy oportunamente la Virgen María montada en un Volkswagen.

El bochornoso caso de las manipulaciones de los coches de dicha “casa alemana” que tan elegante y educadamente asimilas/vinculas/asocias con el concepto de la deuda técnica, creo que mas bien se podría encuadrar dentro de un perfecto, pero inmoral, caso de FRAUDE MASIVO.

A esa deuda que le acaba de aflorar (out of the blue?), yo la denominaría, como mínimo, DEUDA CRIMINAL, de FRAUDE, de ESTAFA, etc, etc.

Hasta donde puedo recordar en estos momentos, solo ha habido una o dos dimisiones en esa “casa alemana”. De momento, no ha ido nadie a la sombra. Ni ha habido ningún suicidio por remordimiento.

No obstante, y sin entrar en comparaciones, que suelen ser odiosas casi todas, a principios de este siglo el “Rolls Royce” de los auditores americanos, Arthur Andersen, desapareció del mercado por otro tipo de “actuaciones” que bien pudieran tener algo de comparativa con las que ha hecho y reconocido la “casa alemana”.

La avaricia rompe el saco. Y a veces, corazones. No me imagino a ninguna corporación/”casa” provisionando en su balance los pasivos que aflorarán (o no) en el futuro por actos presentes o pasados IRREGULARES, FRAUDULENTOS, MAFIOSOS, CRIMINALES.

El hombre y “las casas” no aprenden la lección y por eso siguen tropezando periódicamente en las mismas montañas de basura.

diciembre 2nd, 2015 at 9:28 pm

Toda la razón del mundo Tendido del 8!
Sin Volkswagen no tenía post, llevaba semanas para publicarlo pero le faltaba algo 😛

Aparte es muy buena tu puntualización: La deuda técnica no es un fraude.
El ejemplo fue demasiado extremo. Incluso me atrevería a decir que la deuda técnica en pequeñas dosis, no es mala. Sólo hay que estar atento y saber gestionarla.

Tendido del 8
diciembre 3rd, 2015 at 9:31 am

Correcto total.
La “deuda técnica”, cualquiera que sea su definición, creo que es un concepto sano, razonable y, a veces, hasta deseable, en dosis moderadas y controladas.
Sin embargo, lo de “la casa alemana” automovilista no tiene un pase. Es UN ROBO CON TOMADURA DE PELO, tanto a sus clientes como a las respectivas autoridades de lose países en donde lo han practicado. Hasta la fecha, no veo que haya habido castigo ejemplar y proporcionado al daño causado. Ni imaginar quiero que este ROBO lo hubiera hecho una empresa o grupo español. Somos más limpios. No contaminamos tanto.

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes