Single post

Aprende a delegar en un vago (pero aprende)

Hablando con un colega de profesión me dijo que el siempre buscaba, como segundo de a bordo, a un tipo/a no se me enfade nadie eficiente pero vago. Como me vio perplejo intentó explicarse… Un vago/listo motivado siempre intentará trabajar menos y sabrá encauzar su trabajo por las tres líneas de reducción de carga que a él le gustan…

– Automatizará todas las tareas repetitivas que pueda para no tener que hacerlas a mano (optimización)
– Minimizará las posibilidades de error en su trabajo para no tener que corregirlos (mejora)
– Dejará todo documentado y parametrizado para que no lo molesten cuando no esté (resultados)

Una vez dejé de partirme de risa, y después de mirar al segundo que también estaba en la reunión y no se reía ni un poco, empecé a analizar que buscaba yo.

 

Lo primero es decir que yo delego por obligación. Hace unos años entendí que si la empresa sólo puede hacer lo que yo hago siempre íbamos a ser bastante pequeños. Un día después de pensarlo tantas veces me lo creí y empecé a delegar. Un poco como obligación y un poco como experimento personal fui viendo como lo harían el resto.

Mi reflexión del tema abarcó la cutre realidad en tres puntos:

Que me avise de los problemas: Todos nos equivocamos pero si lo admitimos y buscamos la solución el fallo quedará minimizado. Si nos callamos y dejamos pasar el tiempo puedo ser una bomba.
Que me informe de los cambios: Todos nos creemos que nosotros lo hacemos mejor. Y probablemente en la percepción subjetiva de uno mismo sea cierto, nadie lo hace más a mi gusto que yo.
Que lo haga mejor y en menos tiempo que yo: Incluso si lo hace peor en menor tiempo o, mejor un poco más lento también está permitido. Si lo hace igual de lento y de mal deberíamos buscar otro vago.

 

Pues bien, para todos los que estáis de acuerdo con mis tres puntos deciros que, después de comentarlos con él, se rió y me dijo que eso no era delegar era microgestionar, y que eso es un problema.

La microgestión es propia de los desconfiados lo soy y consiste en vigilar a la persona hasta el más mínimo detalle fijándose más en la ejecución que en el resultado final. Vigilar sus errores e intentar solucionarlos, buscar información constante, o incluso fijarse en la forma de ejecutar es un problema. Microgestionar es compartir y colaborar una tarea.

Delegar es abandonar una tarea, prestar todo el poder para hacerla, olvidarte de ella y “sembrarla” en otra persona para que te la devuelva única y exclusivamente FINALIZADA. Si tienes suerte te vendrá con un resumen de los problemas y soluciones que fue aplicando por el camino y si no ni eso. No hay que solucionar a medias, no hay que ver evolución y no hay que compararlo constantemente con nada. La tarea se delega, se hace y cuando vuelve finalizada puede valorar su ejecución.

 

Y si no te convence, y ahí me planchó este segundo de a bordo, o no sabes delegar o no delegas en el vago correcto. Así que… ¡a delegar PYMEs!! (que si no no crecemos).

Rafa
agosto 2nd, 2014 at 7:56 am

Eso que comentas de lo que se busca es un buen vago lo veo clarísimamente cuando tengo que pedirle algo a los administradores. A veces me acerco a ellos pensando “a ver la cara que me van a poner cuando les pida que me hagan este marronaco”, y resulta que los tíos ya tienen un script que hace todo eso. Cada vez que viene algo nuevo, los tíos lo hacen, y luego se hacen un script para que lo haga la máquina.

Rafa
agosto 2nd, 2014 at 8:11 am

Sobre el tema de la microgestión, en mi empresa tengo que gestionar un pequeño equipo de 3 desarrolladores. Siempre me veo desbordado porque acabo haciendo lo que dices: les pido que haga la tarea, la hacen, estudio el código, y la pruebo. De esta manera, se me va la mitad del día revisando código…

Hace dos semanas, nos dieron unas clases de SCRUM – desarrollo con metodologías ágiles. Se que todos tenemos un concepto un poco “mesiánico” de este tipo de cosas, pero tenía ciertos puntos que eran realmente interesantes. Por ejemplo, que cuando le des al equipo la responsabilidad de realizar una tarea, esa tarea tiene que ser suya. Eso quiere decir, que ellos serán responsables de ella si falla(y si funciona 😀 ), por lo que se tienen que ocupar de ella de principio a fin. Al tener que responder si eso no funciona, se encargarán de asegurarse de que lo que están haciendo es correcto. Es decir, acudirán a tí cuando necesiten información, y no tendrás que ser tú el que esté revisando cada coma. En otros grupos en la empresa ya lo aplican, y sin duda los “gestores” ven que la gente está más implicada trabajando de esta manera.

Y ya para acabar, me leí un libro que se llama “Peopleware”. Es sobre gestión de proyectos IT,o más en concreto sobre “come gestionar el equipo”. Sin duda te lo recomiendo. En Amazon:

http://www.amazon.es/Peopleware-Productive-Projects-Teams-3rd-ebook/dp/B00DY5A8X2/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1406959732&sr=8-1&keywords=peopleware

agosto 3rd, 2014 at 2:00 pm

SCRUM es uno de mis temas pendientes, tengo mucha fe pero muy poco tiempo… y ahora me has dejado con más ganas! 😉

…y gracias por la recomendación del libro! acabo de tramitar el pedido, ya te contaré que tal!

Rafael González-Cebrián Toba
agosto 3rd, 2014 at 7:03 pm

Jeje, en mi grupo quiero empezar a practicalo hasta donde pueda, o hasta donde la empresa esté pensando implicarse. Ya te comentaré cómo va funcionando.

Sin duda has acertado con la compra 😉

LEAVE A COMMENT

theme by teslathemes